Semanas atrás advertí del serio peligro que para la integridad de los numerosos viandantes y ciclistas suponían las abundantes y muy largas ramas, sobre todo las secas, de las grandes palmeras que bordean el extenso y frecuentado Paseo Marítimo de la Playa de Santa Cristina (La Coruña).

Días atrás, un grupo de jardineros de “Arce”, provistos de un andamio desplazable sobre ruedas y una pequeña motosierra colocada al extremo de una especie de pértiga metálica, “afeitaron” las palmeras. Y digo “afeitaron”, ya que la poda se limitó a unas cuantas ramas, como pueden ver en la primera de las fotografías que ilustran esta información.

Para quedar bien podadas, y para mayor seguridad de ciclistas y viandantes, las palmeras deberían quedar como la primera de las que figuran en la fotografía. Me decía un experto, vecino de la Avenida de las Américas, que así se llama la zona en que están plantadas las dichosas palmeras, que para dejarlas bien había que quitarles un par de anillas más y rebajarlas con una especie de azuela o azadilla cortante.

Hace unos días publiqué la foto de un trolebús de dos pisos que circulaba hace años por La Coruña. Era el número 3, que cubría la ruta La Marina-Ciudad Escolar, después de haber relevado a los tranvías de color amarillo. También hice referencia a la lamentable desaparición del “Tranvía turístico”, y desde Valencia he recibido este comentario de Pilar Gómez García: “Roberto recuerdo el tranvía amarillo, con mucho cariño. Nos dejaba cerca de la Torre de Hércules. Lo más gracioso fue qué en Valencia también los había, y con asientos de madera. Yo! me quedé sin saber que decir y !!!digo que bonita es La Coruña¡¡¡…..Besos”.

La pasión por el canto del gran tenor coruñés Quique Paz es tan grande que siempre que tiene tiempo lo practica.  Incluso dentro del coche, y luego lo cuelga en YouTube, como comentaba en este mensaje: “Es que no lo puedo remediar. En cuánto tengo una ocasión, canto. Estaba esperando en el coche, en el aparcamiento del colegio de mi nieta, y como aún faltaba casi media hora para que saliera, ¿qué otra cosa podía hacer, mientras esperaba?. Pues, esto. Como podéis comprobar, mis problemas con la letra (les diré que cantaba “Madame Butterfly”) cada vez van a más, pero … es lo que hay. Pasaba gente cerca del coche, y me imagino que me verían como a un loco ??????, pero yo, a lo mío. Abrazos.

Y del canto paso a la pintura, para comentarles que desde su “exilio dorado” de Oza de los Ríos (La Coruña), la gran artista plástica coruñesa Rosa Guisán me ha remitido una de sus bellas creaciones pictóricas, de la que podemos disfrutar en la segunda fotografía que ilustra esta información, y que vino acompañada de la siguiente frase: “En este mar inquieto que es la Vida. Nuestra actitud es lo que cuenta. Encerrarnos en nuestras dudas o salir a ordenar el caos”.

Sigo con pintoras. Tras un tiempo sin noticias suyas, desde Ferrol, recibí este mensaje de mi excelente amiga y gran pintora Manuela Castro: “Te sigo leyendo todos los días tus crónicas. ¡¡¡Muy interesantes!!!!. Me imagino que te encontrarás bien, como siempre, y no pierdas el humor. Esta pandemia no quiere dejarnos. Yo leyendo mucho, paseando un poco cada día, y pintando para cumplir con los muchos encargos que tengo que terminar. ???”.

Nuevo mensaje del polifacético y creativo Antonino Nieto Rodríguez quien, desde Madrid, me remitió este guasapo: “Muchas gracias, Roberto. por tu trabajo incansable en favor del arte y la cultura, y por nombrarme. Y mi más grande enhorabuena a Chema por sus éxitos en EE.UU.: ¡Un hurra por sus poemas! y por la poesía en general. Un abrazo”.

En relación con mi artículo dedicado al gran aporte gallego de Alejandro Rubín y su grupo al turismo internacional, he recibido este mensaje del gran escritor y poeta lucense Xulio López Valcárcel: “Gracias, Roberto, me alegro de esa hermosa iniciativa de Alejandro Rubín (soy amigo de su hermana Marisa) y celebro saber que nuestro común amigo José Ramón Mella se encuentra mejor.  Somos vecinos, pero hace días que tampoco veo a su mujer, Loly Vecino, muy guapa en la fotografía. Mis mejores deseos. Saúde!.”.

También al citado Alejandro Rubín se refiere mi Corresponsal Informativo en Ourense, Amador Rego, que me remitió este guasapo: “Conozco a Alejandro Rubín Carballo y a su hermano. Alejandro es un afortunado jubilado de Telefónica. En relación con Curros Enríquez, esa frase le costó muchos problemas. Fue defendido por el abogado Manuel Paz Novoa, que tiene aquí en Orense una plaza. Un abrazo”.

Mi buen amigo José-Ramón Mella Pampín, presidente del Club de Leones-La Coruña-Marineda, sigue confinado en su domicilio, lo mismo que su esposa Loly, recuperándose ambos del maldito Coronavirus. De acuerdo con el guasapo que me remitió, el viernes día 5, hoy acabará su tratamiento. Escribió: “Ya me llamó Vicente Iglesias Martelo. Compañeros de niños, él en la calle Real y yo en la calle del Sol. Nuestros padres tenían mucha amistad. Gracias. Me quedan cuatro días de tratamiento…. Saludos”.

Finalizo por hoy, pero les prometo que seguiré publicando más crónicas de este “Estado de Alarma-Toque de queda”, que estoy deseando que se acabe de una puñetera vez. ¡¡¡Mientras el cuerpo aguante!!!. (Fotos: Lajos Spiegel)

Previous post Muy interesante e ilustrativa la lectura de “Baixo o signo de Eros”, de Xulio López Valcárcel
Next post Convocada la 58ª edición de los acreditados “Premios Ejército 2021”, del Ejército de Tierra

Deja una respuesta