Saigón (Vietnam), 5 de noviembre del 2015

Por Roberto L. Moskowich

Hoy se cumplen diez días desde el inicio de este maravillo viaje a Extremo Oriente, y cada vez estoy más contento de haberlo realizado, ya que está respondiendo plenamente a la programación fijada antes de salir de La Coruña, así como a las mejores expectativas enriquecedoras que como viajero experimentado había concebido.

Como el programa fijado para hoy es muy denso, y también muy extenso, ya que viajaré a varios lugares y no regresaré a Saigón hasta la noche, dejamos el hotel a primeras horas de la mañana.

De Saigón a My Tho

Aunque la ciudad de My Tho está solamente a 75 kilómetros de Saigón y 50 de ellos son por autopista, tardamos hora y media en realizar el recorrido. Utilizamos la salida Suroeste, que soporta un tráfico muy denso y con muchos camiones. En esa zona el río atraviesa un barrio periférico de Saigón en el que abundan los palafitos, y los canales están llenos de nenúfares cuyo tallo se come en una sopa agria con tamarindo.

Recorrimos un tramo de la autopista y de la internacional Ruta del Mandarín, y al borde mismo de la carretera hay abundantes chiringuitos que ofertan patos y cochinillos laqueados. Por cierto que los paisanos abren cancelas en la valla de la autopista para aprovechar los cursos de agua que corren por sus lados.

 

Gran producción agrícola 

La región es muy feraz, y sus arrozales dan de dos a cuatro cosechas al año. Al igual que en otros lugares, mencionados en relatos precedentes, tienen tumbas de sus antiguos propietarios. Según me explicó mi guía (un profesor de francés “reciclado” para el turismo, debido a que cada vez hay menos estudiantes de esa lengua) y según la creencia rural es “para que puedan volver a casa más fácilmente”.

Hay muchos frutales, sobre todo plantaciones de piña tropical, y abundan los patos vietnamitas (de color blanco) mezclados con algunos negros (tailandeses), cuyos huevos son muy sabrosos ya que se alimentan de camarones y peces.

En el tramo final la autopista está bordeada de abetos marítimos, y atravesamos varios ríos y plantaciones de caña de azúcar y del popular fruto del dragón.

 

My Tho puerta de entrada al Mekong 

Un gran arco en el acceso a la ciudad nos da la bienvenida a My Tho, que es la puerta de entrada al famoso Río Mekong. Y allí, a su derecha, está el único “rascacielos” de la capital de la provincia de Tien Giang, que es la segunda de Vietnam en extensión. My Tho tiene 200.000 habitantes, y es una importante urbe comercial, favorecida por su proximidad a Saigón. La ciudad fue fundada en 1680 por los chinos que huyeron de Taiwán al ser derrocada la Dinastía Ming. Entre sus lugares de interés se encuentran la Pagoda de Vinh Trang, con sus gigantescas estatuas de Buda, el Templo Cao Dai, y el Mercado de My Tho, que está cerca del Canal Bao Dinh.

101

Crucero por el Rio Mekong 

En un rudimentario embarcadero, situado cerca del segundo puente que hay sobre el Río Mekong, después del espectacular puente colgante construido hace 5 años a semejanza del que vi hace unos años en Sídney (Australia), subí a la modesta embarcación número 34 en la que realicé un maravilloso crucero por el mencionado río, cuya profundidad alcanza los 10 metros y su ancho llega a tener de 3 a 5 kilómetros. Durante el largo recorrido vi varias aldeas flotantes, con sus casas de madera sobre pilotes o encima de grandes barriles de plástico, y  numerosos criaderos de peces.

102

Mientras bebía la sabrosa y fresca agua de un gran coco, dejamos a nuestra izquierda la Isla del Dragón; y, siguiendo el curso de tan impresionante masa de agua dulce, que se asemeja más a un mar que a un río, rebasamos también a la izquierda la Isla de la Tortuga, que cuenta con unos 200 habitantes y está frente al lujoso restaurante la que más tarde iría a comer.

 

Canal Vam Xep 

El Delta del Mekong, que es una verdadera maravilla de la naturaleza, es uno de los más grandes del mundo. El rio nace en el lejano Himalaya, en las llanuras del Tíbet, tiene 4.800 kilómetros de largo, atraviesa nada menos que seis países, y el Delta es un verdadero emporio de riqueza para los pueblos que se encuentran en su amplísima área de ocupación e influencia.

103

Tras dejar el cauce principal nos adentramos en uno de sus innumerables canales, concretamente en el Van Xep (, que está rodeado de exuberante vegetación, con abundancia de palmeras de agua y enormes cañas de bambú, que los habitantes de los pueblos de pescadores utilizan para construir sus viviendas.

 

Ben Tre y Quoi An 

Ben Tre es famoso por la fabricación de dulce de coco (keo dua) y por sus pequeñas fábricas artesanales. La apertura del nuevo puente supuso un fuerte incremento del turismo, despertando algo del letargo su viejo puerto lleno de las otrora grandes casas de recreo.

Siguiendo el curso del Canal Vam Xep llegué a la zona turística de Quoi An, muy animada y con varias cosas interesantes, como es el criadero de cocodrilos, una fábrica de dulces, otra de artesanía diversa, una granja de abejas, y una fábrica de licores entre los que destacan los de serpientes, de muy variados tamaños y especies. Algunas son muy grandes y están dentro de enormes garrafas de cristal. Afirman que ese licor tiene efectos excitantes de carácter sexual, y que es mejor y más sano que la famosa “Viagra”. Pues si los nativos lo dicen….

104

Tras jugar un rato con las serpientes que tienen en el criadero  participé en una generosa degustación de dulces de coco, sésamo, chocolate con miel y limón, etc., todo ello acompañado con diversos licores de plantas medicinales. Y como remate, sin temer a sus “efectos”, me tomé una buena copa de licor de serpiente….

 

Viajando en un sampán 

A renglón seguido nos trasladamos hasta otro embarcadero, donde subimos a un sampán, que es una lancha típica a remos, pasando bajo la gran bóveda verde formada por las grandes palmeras de agua que había a ambos lados del canal, lo que nos alivió muchísimo de la elevada temperatura reinante.

105

Tras un largo recorrido llegamos a otra isla, en la que tomamos cosas tan exóticas como la fruta del dragón y la enorme fruta del árbol del pan, amén de piña, pomelo y un sabroso té. Y de regalo, la estupenda actuación de un grupo folclórico de la aldea, con bailes y cánticos, y el concierto de un músico con la guitarra vietnamita de solamente dos cuerdas.

 

En carro de caballos 

En un curioso carricoche tirado por un caballo del país  sufrí el duro traqueteo de los malos caminos recorridos (sin saber cómo sentarme para tratar de evitar los continuos golpes sobre el duro asiento), atravesando una rica zona agrícola con abundancia de árboles frutales, casitas de los agricultores, algunas buenas residencias de gente más pudiente, y varios templos y tumbas situadas al borde mismo del camino.

106

Y para reponernos de los golpes sufridos en el carricoche, realizamos una larga caminata hasta el corazón de la famosa zona turística “Coconut Village”. Allí, en el “Mien Tay Riverside Restaurant” tuve la oportunidad de comer por vez primera en mi vida un grande y sabroso pescado llamado “oreja de elefante”.

107

Regreso a Saigón

Una vez finalizada la comida, tomé un sabroso café y disfruté de una larga sobremesa y unas espectaculares vistas del río Mekong. Luego nos encaminamos hasta el pequeño muelle cercano, donde subimos nuevamente al barco. Y ya de regreso hacia My Tho pasamos cerca de las famosas islas Unicornio y Fénix.

En el embarcadero de My Tho nos esperaba el coche que nos trasladaría a Saigón, pero antes realizamos una “parada técnica”, degustando un excelente té rojo. Cuando llegué al hotel dejé mis bártulos en la habitación y me fui a cenar. Al terminar la cena di con mis molidos huesos en la cama. Muy cansado, un día más, pero también muy satisfecho de la inolvidable visita al delta del Mekong.

¡Buenas noches, Vietnam!.                                          (Fotos: Lajos Spiegel)

Previous post Presumiendo y confiando
Next post Gran éxito de la tradicional “Operación Kilo-Litro” del Club de Leones La Coruña-Marineda

4 comentarios en “Visitas a My Tho, Ben Tre, Delta del Mekong y crucero por ese enorme y famoso río

  1. Hola! vamos a Vietnam ahora en dos semanas y queremos organizar una rota por el delta del Mekong. Podrías decirnos con quién contrataste el tour? nosotros llegamos muy justos a Ho Chi Minh sobre las 3 de la tarde y no sabemos si irnos directamente a dormir a algún sitio del Mekong para empezar temprano o si salir al día siguiente con algún tour.
    Gracias de antemano!

    1. Toda la tramitación la realicé directamente desde La Coruña, a través de «Viajes RAI», en la calle San Andrés, con Agustín Vázquez (629.812.619 y 981.229.944) y Fany Díaz, que son fenomenales.
      El mayorista fha sido el Club América Asia, y mi guía en esa zona fue Nguyén Hién Ngôn (Marcos), que habla español. Sus teléfonos son: 84-8 3507 5004 y 0918.474.260 (móvil), y este es su correo-e [email protected].
      Espero que esta información resulte de utlidad a los amables lectores de mis crónicas viajeras.
      Un abrazo,

Deja una respuesta