Derby en el fango

El equipo coruñés lo tiene complicado y los vigueses mantienen a tiro la salvación. Ambos vienen de vaciarse contra equipos potentes como el Madrid y de actuar de manera más conformistas contra sus auténticos rivales en el pozo. Al Celta le falta equilibrio entre defensa y ataque. Al Depor más oficio para llevarse partidos que tenía ganados. Veremos quién sale victorioso el viernes.

Derby en el fango by Pablo García-Ramos Macho en DXT Campeón el jueves 14 de marzo de 2013

Duelo regional con tintes dramáticos en Riazor que enfrenta al Depor y Celta en sus horas más bajas. A la lucha desesperada por evitar el descenso se une la rivalidad de dos enemigos íntimos que siguen pleiteando en el fango de la desesperación para saber cuál de ellos es merecedor del oficioso título de ser el mejor equipo gallego.

El equipo coruñés lo tiene complicado y los vigueses mantienen a tiro la salvación. Ambos vienen de vaciarse contra equipos potentes como el Madrid y de actuar de manera más conformistas contra sus auténticos rivales en el pozo. Al Celta le falta equilibrio entre defensa y ataque. Al Depor más oficio para  llevarse partidos que tenía ganados. Veremos quién sale victorioso el viernes.

Buceando en el calendario más próximo de los blanquiazules, existe un resquicio para volver a engancharse a la primera división. Los próximos tres partidos contra los equipos más implicados en el descenso marcarán su devenir en la máxima categoría. Todo pasa por vencer al Celta el viernes para viajar después a Mallorca con la misión de conseguir los tres puntos y a la semana siguiente recibir al Zaragoza. Ganar esos tres partidos y lograr ventaja en el golaveraje particular, supondría un importante estímulo para jugadores y afición. Luego quedaría arañar algún punto en Levante, ganar al Athletic de Bilbao en casa y seguir soñando con el milagro.

La pregunta es si el equipo está capacitado y, más importante, motivado para intentar la gesta. Fernando Vázquez está demostrando empeño en que vale la pena intentarlo. Queda alimentar el espíritu épico de los jugadores y convencerlos de que la afición bien merece un último esfuerzo por la permanencia.

Si tras estos tres partidos contra rivales directos volvemos de vacío, sólo queda ir recogiendo los bártulos y tratar de amortiguar la caída. Planificar la próxima temporada con la losa de la pérdida de categoría, sujeto a las decisiones del administrador concursal, y con la obligación de afrontar una deuda que asusta, es el complicado reto que habría que afrontar.

Esperemos seguir soñando y que no se cumpla la máxima que tenía Eduardo, el circunspecto mesonero del viejo Casa Enrique y sabio quinielista, que siempre apostaba una equis fija cuando se disputaba un partido de rivalidad regional.

 

Twitter: @pgarcia_ramos
[email protected]

Previous post Implicaciones contables en material mercantil y concursal by Ramón Juega Cuesta
Next post Xavier Magalhaes inauguró en el Espacio de Pintura Hotel Virxe da Cerca

Deja una respuesta