El sábado nos quedan un par de horas de nervios para pasar a la euforia o a la desolación. Hasta ese momento, sólo ansiedad para que comience el...