En mis tiempos mozos, una vez acabado el curso académico, esperaba con auténtica ansia la llegada del verano. Por dos motivos, ambos de carácter...