En mi crónica de ayer les dije que me alojaba en el Hotel Villa Maya, al borde de la gran Laguna Petenchel, en pleno corazón de la selva de...